Los guantes de látex son también conocidos por ser parte del equipo de protección personal (EPP), así como las mascarillas, las cubiertas para la cabeza, las batas, etc. Su principal función es crear una barrera entre los microbios y las manos, lo cual evita potenciales enfermedades o contagios. Si bien, su uso no es exclusivo de hospitales o centros de salud, ciertamente es una buena herramienta para evitar la diseminación de microbios, debido a que ayudan a mantener las manos limpias.  

Por regla general, los guantes de látex son de un solo uso y los utilizan por protocolo de seguridad e higiene aquellos profesionales de la salud que necesitan usar las manos en sus procedimientos, como los médicos, dentistas, área de enfermería, etc. Se recomienda utilizar guantes de látex toda vez que se vaya a tocar fluidos corporales, como sangre, saliva, orina, etc, en procedimientos quirúrgicos o no, en los que se esté en contacto con membranas mucosas, piel lesionada, tejidos corporales, etc. El uso de este tipo de guantes da protección y es imperativo, aunque el paciente parezca saludable o no tenga signos de enfermedades.

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: dmch_2002@yahoo.com.mx